Preguntas Trampa en una Entrevista de Trabajo

La misión de buscar y encontrar trabajo no es una tarea sencilla, pero es algo que debes afrontar si estás desempleado o quieres optar a un ascenso bien merecido. Ello significa que debes pasar por los delicados procesos de selección de cada empresa, los cuales buscan identificar las características ideales de cada uno de los postulantes para saber que tienen al candidato adecuado.

Existen varias interrogantes frecuentes que se hacen para conocer a los candidatos, pero algunas veces los técnicos de selección de personal y recursos humanos realizan preguntas trampa en una entrevista de trabajo. Estas últimas buscan confundirte y al mismo tiempo conocer cómo funciona tu subconsciente y el consciente bajo presión, ya que son cuestionamientos que no te esperas.

Las 10 preguntas trampa más frecuentes en una entrevista de trabajo

Las preguntas trampa en una entrevista de trabajo sirven para explorar las reacciones de los candidatos, algunas veces para medir su creatividad y en otras para determinar su capacidad de respuesta. Asimismo, con ayuda de estas interrogantes se filtran a los postulantes antes de ponerlos a prueba, ya que posiblemente no encajan con la filosofía de la empresa.

Al respecto, aquí te describimos 10 de las preguntas trampa más comunes:

1. ¿Por qué renunciaste a tu empleo anterior?

Es una pregunta trampa y sirve para obtener información sobre tus trabajos anteriores. No obstante, debes tener cuidado porque oculta una doble intención y esta es la oportunidad de mentir sobre lo ocurrido o dejar mal a la empresa.

Para contestar esta pregunta correctamente debes ser honesto y sincero con tu reclutador, pero sin dar detalles excesivos. Por ejemplo:

“Decidí abrirme a nuevas oportunidades para continuar mi crecimiento como profesional. Esto teniendo en cuenta las experiencias aprendidas en los empleos anteriores.”

2. ¿Qué te ha llevado a estar tanto tiempo sin trabajar?

Con esta pregunta el reclutador desea explorar las razones que te han llevado a estar tanto tiempo sin empleo. Debes tener cuidado, tu respuesta no puede denotar poca proactividad, ya que esto último es un aspecto que las empresas no toleran, sobre todo porque refleja la forma en cómo buscas empleo y cómo actúas una vez que lo consigues.

También considera que esta interrogante puede estar sujeta a tiempos recientes o no. Por ello debes comunicar lo que has estado haciendo durante este tiempo que aparece en blanco en tu hoja de vida, no importa si es por cuestiones personales, emprendimientos, aficiones, etc. Al hacerlo demuestras que eres más activo de lo que cualquiera podría pensar. 

Esta sería la mejor respuesta:

“Me he dedicado a un nuevo emprendimiento que me exige mucha implicación. No guarda relación con mi ámbito laboral y por ello no lo consideré para mi hoja de vida.”

3.¿Cuál ha sido el mayor error en tu trabajo anterior?

Si bien es cierto que ningún trabajador es perfecto y los encargados del proceso de selección lo saben, es importante que respondas esta pregunta adecuadamente por ser una de las trampas más comunes. Esto último por denotar incompetencia, y responsabilidad u otros valores negativos que ninguna empresa quisiera en sus puestos de trabajo.

Lo mejor que puedes hacer es admitir tu responsabilidad en cualquier falla que hayas cometido, ser honesto y sincero e indicar las acciones que llevaste a cabo siempre que hayan sido satisfactorias. Por ejemplo:

“Por un error humano una vez me comuniqué con un cliente que no tenía cita previa con la empresa. Después de darme cuenta de mi falla, se lo comuniqué al departamento correspondiente y decidí llamar de nuevo al cliente para excusarme.”

4. ¿Prefieres trabajar solo o en equipo?

A pesar de ser una pregunta bastante clara esconde un lado oculto. Ya sea porque dependes de otro para trabajar o simplemente evitas relacionarte con las personas.

Para gestionar la respuesta a esta pregunta ten en cuenta el perfil al que aspiras, aunque generalmente todas las organizaciones prefieren competencias que te ayuden a trabajar en equipo. Porque es la manera más rápida y eficaz de lograr los objetivos.

La respuesta más acertada es:

“He trabajado solo o junto a otros profesionales. Sé escuchar las sugerencias de mis subordinados o superiores y me desenvuelvo adecuadamente en cualquiera de las dos situaciones.”

5. ¿Según tu criterio cuál es el sueldo apropiado por este empleo?

Respondiendo esta pregunta puedes cometer un error clásico y es hablar de montos excesivamente altos o que de no tengo interés por lo monetario más que por el trabajo.

No existe un modo adecuado para responder a esta pregunta, pero tienes algunas opciones: una es investigar sobre los convenios colectivos y a partir de allí mencionar el rango de sueldo bruto. También puedes evitar comprometerte y solicitar que te indiquen cuáles son las cantidades que se barajan y que a partir de allí puedes negociar. Por ejemplo:

“Podemos negociar a partir del monto que usted sugiera. Sin embargo, me gustaría que este se encuentre en el rango de 1500 a 2000 euros.”

6. ¿Te consideras líder o un seguidor?

Es una de las preguntas trampa en una entrevista de trabajo y la idea es no responder sin pensarlo bien. Si contestas que te consideras un líder el reclutador puede pensar que no sabes seguir instrucciones de superiores, mientras que si indicas que eres un seguidor, lo más probable es que aquel piense que tienes pocas ambiciones.

La mejor forma de responder es denotar las características más distintivas de ambos rasgos. Por ejemplo:

“Durante los últimos años he trabajado como jefe supervisor por ello tengo experiencia supervisando. Sin embargo, cuando empecé mi carrera lo hice como subordinado. Gracias a estas experiencias me puedo adaptar a las necesidades de la empresa.”

7. ¿Cuál ha sido tu peor jefe?

Es una pregunta trampa muy común, ya que el reclutador quiere saber cómo te expresas de tus compañeros de trabajo o tus superiores, sobre todo si han tenido diferencias. A muchas empresas no les interesa un trabajador conflictivo.

La respuesta a esta pregunta no debe denotar ira, ya que nunca tienes que hablar mal de la empresa en la que has trabajado, ni mucho menos de tus superiores o equipo de trabajo. La idea es que te centres en las experiencias aprendidas y las características positivas a pesar de las diferencias.

Una extraordinaria respuesta sería:

“En realidad con todos mis jefes he tenido grandes experiencias a nivel profesional. Trato de ser cordial con todos, escuchar, y de existir algunas diferencias, me centro en el trabajo o proyecto que estoy desarrollando.”

8. ¿Cómo te describirías?

Esta pregunta tiene una cara oculta, ya que el reclutador intenta descubrir cuanto te valoras y hasta qué punto eres del todo honesto contigo mismo. Por ello es recomendable que no te adules demasiado, aunque aproveches para destacar lo mejor de ti. Pero también debes tener en cuenta tus debilidades, aunque solo aquellas que tienen relación con el puesto de trabajo al que aspiras.

La mejor respuesta sería:

“Soy una persona responsable y comprometida con mis proyectos. No dejo las cosas para el último momento y me esfuerzo por lograr los objetivos. Aun así, a veces puedo ser un poco desorganizado.”

9. ¿Cómo te describiría tu peor enemigo?

La respuesta a esta pregunta es crucial porque determina si eres una persona rencorosa o conflictiva en el trabajo. Ya que si tratas mal a tu familia, amigos o desconocidos, es probable que hagas lo mismo durante tus jornadas laborales.

La respuesta ideal sería:

“En todo momento trato de ser respetuoso con todos los puntos de vista, evito las confrontaciones sin dejar de lado mis propias opiniones.”

10. ¿Qué te parece esta oferta de empleo comparada con las otras que has solicitado?

Esta pregunta trampa debes responderla con sinceridad. Lo importante es que no indiques que es el único trabajo que has solicitado, es mejor que denotes diligencia con respecto a las ofertas de empleo y digas algo como esto:

“He tenido varias entrevistas, pero hasta los momentos no tengo nada firme. Estoy abierto a todas las posibilidades de crecimiento profesional.”